10 de agosto de 2010

Violencia contra personas trans y travestis en cárceles bonaerenses


Reproducimos:


Una presentación ante la justicia penal denuncia la situación de violencia física y sexual y traslados arbitrarios que sufren personas trans travestis detenidas en cárceles de la provincia de Buenos Aires. Se trata de un recurso de habeas corpus colectivo a favor de un grupo de travestis alojadas en la Unidad Penal de Sierra Chica que fue presentado el lunes ante la justicia del Azul.


La presentación judicial está patrocinada por el Comité Contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria y cuenta con el aval de más de 20 organizaciones: Lunaticxs La Plata, Futuro Trans, Frente Popular Darío Santillán, Espacio Queer; Revista Tinta Roja, Colectivo de varones antipatriarcales, Jóvenes por la igualdad, Desobedientes, Asociación por la identidad sexual platense, Contingente 13 colectiv* queer transfeminista, Casa de la mujer Azucena Villaflor; Centro Cultural Nestor Perlongher de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, (UNLP), Malas como las arañas, Colectiva feminista Las furiosas, Asociación de lucha por la identidad travesti transexual, Cooperativa de trabajo Nadia Echazú, Movimiento antidiscriminatorio de liberación representante trans para el cono sur Ilga-Lac, Organización de lesbianas madres en comaternidad, Colectivo de abogados populares La Ciega, Observatorio de Género de la Facultad de Periodismo (UNLP), Centro interdisciplinario de investigaciones en género, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (UNLP).


Se tomó conocimiento de los hechos a través de una carta enviada por las victimas donde se denuncian acciones de violencia sexual, psicológica y traslados arbitrarios impartidos por agentes penitenciarios bonaerenses hacia un grupo de travestis detenidas. En la carta se manifiesta que 6 travestis que se encontraban alojadas en la Unidad Nº 32 de Florencio Varela, fueron trasladadas arbitrariamente a la Unidad Nº 2 de Sierra Chica como represalia por no haber accedido a los pedidos efectuados por el Jefe del Penal de la Unidad Nº 32 “ a tener sexo con él, y con su personal y por querer destapar muchas cosas que se tapan en dicha unidad como la venta de estupefacientes, cocaína, marihuana, pastillas (sic)...”. Para justificar el traslado, las autoridades habrían alegado “cuestiones de mala convivencia” que no son tales, sino que en realidad sugieren una represalia encubierta por no haber accedido a los pedidos efectuados .


Las denunciantes describen además una situación integral de violaciones a sus derechos. Manifiestan que para no ser trasladadas en forma arbitrara por el Jefe del Penal, y mantener contacto en forma periódica con sus familiares se les exigía “tener sexo con el personal penitenciario o distribuir drogas en toda la unidad (sic)” porque de lo contrario las trasladarían a otros penales. Denuncian asimismo que otras travestis alojadas en la Unidad Nº 32 de Florencia Varela sufrieron “tortura psicológica y física por parte del señor Rojas, manoseos y cambio de sexo por conducta, por trabajo y por miedo, cuando no quiso seguir canjeando con este señor la trasladó a Sierra Chica” y que “sufren aberraciones, manoseos y prácticas sexuales de parte del servicio”.


Las firmantes de la carta señalan, además, que en la Unidad Nº 2 de Sierra Chica conviven en el pabellón 10 con otros hombres allí alojados, encontrándose custodiadas por el personal masculino de seguridad “y que están recibiendo torturas físicas y psicológicas de parte del servicio penitenciario (...) por favor, hagan algo”.


Otro aspecto que se aborda en la denuncia es la falta de atención médica y adecuada dieta para los enfermos de VIH SIDA. Dice textualmente una de las firmantes de la carta: “La comida que provee el penal es la comida para un animal. Soy una persona portadora de VIH y no recibo atención médica, este penal no cuenta con un infectólogo, no recibo la medicación que tengo que tomar por mi problema de salud no recibo la dieta que tendría que tener y como estoy tan lejos de mi familia no pueden venir a verme. Son lo único que tengo y ellos me ayudaban para tener una mejor alimentación. Estoy cayendo en un pozo depresivo y tengo miedo por mi enfermedad, necesito la contención de mi familia y amigos ”.


En la presentación judicial se solicita que se investiguen las responsabilidades de los agentes penitenciarios sobre los hechos denunciados. Se disponga además, el urgente reintegro de las travestis que fueron trasladadas a la Unidad 32 de Florencio Varela, por razones de cercanía familiar, arraigo y por haber sido arbitrario e injustificado su traslado. Se piden garantías para la integridad física de las denunciantes como también que no sufrirán represalias ni consecuencias de ningún tipo a partir de la presentación judicial realizada. Se plantea además que la justicia ordena a la autoridad penitenciaria que las denunciantes permanezcan alojadas en celdas cercanas de un mismo pabellón y con similar régimen, impidiendo su traslado o alojamiento diferenciado. Asimismo, se ordene la urgente provisión de atención médica, controles y dietas especiales para el tratamiento de las personas que conviven con VIH.


Es preciso señalar, que en la provincia de Buenos Aires solo existen dos pabellones que alojan travestis: uno en la Unidad Nº 32 de Florencia Varela y otro en la Unidad Nº 2 de Sierra Chica, ambas unidades destinadas a alojar varones.


COMISION POR LA MEMORIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES


CONTACTOS:


LAURANA MALACALZA (Comité Contra la Tortura de la Comisión por la Memoria) / 011- 15 66 47 51 94 / laurana_ malacalza@yahoo.com.ar


ROBERTO CIPRIANO GARCIA: 0221- 15 60 17 695 (Comité Contra la Tortura de la Comisión por la Memoria)


INES JAUREGUIBERRY: 0221 15 477 6840 / inesjaureguiberry@yahoo.com.ar


ROMINA RODRIGUEZ: (Lunaticxs La Plata) lunaticxs@gmail.com / celular: 0221 15 565 6679

1 comentarios:

lunaticxs dijo...

Gracias por difundir esta acción colectiva!!!

Publicar un comentario

top